VerdeMar

7.24.2006

Mi enfoque al Bisturí II

Sin excusarme, pero de verdad quiero dejar un par de cosas claras: antes de noviembre del 2005 estaba en contra de cirugías o intervenciones estéticas, defendía a capa y espada que la gente tenía que sentirse muy bien consigo mismo, conocerse a sí mismo para estar conscientes de que cosas si se podían mejorar y con que otras solo ocupaba aprender a quererse, en ese entonces me sentía bastante cómoda con mi copa 34C, luego de un régimen de ejercicios mi nivel de grasa bajó y quede en 32B, que además me tallaba lo suficiente para lucir un buen escote, eso sin hablar de ponerme un vestido de baño sin soporte como la cruel varilla del brassiere: eso era otra cosa…pero igual no me importaba. En esas alturas y todavía a la fecha critico sin piedad la publicidad sexista, en donde para vender: carros, ropa, muebles, detergentes, pasta de dientes, bebidas, comida, y de todo lo inimaginable se utiliza una mujer para dar la cara, y no cualquier mujer, sino una perfecta. No se si esta constante presión de los medios de difusión masiva lograron cumplir su cometido: hacerme sentir inconforme con mi imagen, me hicieron remover ideas en mi cabeza de unos añorados 52 kilos a los 20, cuando 4 años después cargaba con 10 más, con una piel no tan agradecida por los cambios de peso, y con el autoestima baja. Este tipo de crisis pensé que daba en la pubertad tipo 16 años, pero no, a mi me dio casi una década después y más fuerte. Luche contra versiones encontradas: pro todo natural, mas ejercicio para pectorales y una dosis de optimismo ante mi cuerpo, la otra versión y más poderosa era: que más da, siempre había querido usar las camisas sin brassiere, incluso estar topless y que se quedaran bien erguidas en su lugar, costo: $2500. Aumento: 325cc. Sin arrepentimientos.

En éstas épocas por supuesto que no oculto a la intervención que me sometí, el autoestima no se eleva en el momento en que termina el efecto de la anestesia, por supuesto ayudo el que los resultados fueran buenos, y a pesar de las complicaciones de verdad estoy satisfecha; pero mi seguridad, autoestima, o la imagen en mi cabeza solo pueden mejorar con mi ayuda, la reflexión y mi auto aceptación. Trato de ser más objetiva con la presión de la publicidad y no tomármela tan a pecho, sigo en contra de la gente que se somete a desordenes alimenticios para adelgazar y con la obsesión de ser mujeres de 90-60-90, con bronceado perfecto y con una sonrisa en la cara siempre dispuestas a todo, sin aparentar: tristeza, soledad o aburrimiento.

6 Comments:

At mar. jul. 25, 02:19:00 p. m. 2006, Blogger medea said...

Mi papá y mamá ambos se hicieron cirugías estéticas en los ojos, porque tenían los párpados caídos, así que no creo tener el estigma de las cirugías como cuestión de vanidad.

Si es un procedimiento que va a mejorar la calidad de vida de una persona, sea cual sea, bienvenida.

 
At mar. jul. 25, 02:53:00 p. m. 2006, Blogger Mar said...

si, la verdad en éstas épocas son mejor vistas las intervenciones, de repente mientras que no se convierta en una obsesión, y se pierda perspectiva!, todo esta bien!

 
At mié. jul. 26, 10:42:00 a. m. 2006, Blogger Julia Ardón said...

Super honesto y legítimo tu comentario.
De eso se trata, de ser genuinas.

Cada quien es dueña de su cuerpo. Ojo: ojalá así sea.

 
At mié. jul. 26, 01:23:00 p. m. 2006, Blogger Mar said...

Claro, uno es dueño de su cuerpo, pero: que hay con toda la presión que puede sentir una mujer (sin dejar al lado las mil presiones que puede tener tambien un hombre, sin embargo creo que las del hombre no se van en apareicnia fisica...), y me refiero a publicidad, las amigas, entre otras

 
At vie. jul. 28, 11:18:00 p. m. 2006, Blogger Julia Ardón said...

Te recomiendo leer a una loca divina que me encontré hoy y que subí a mi blog y que se llama Andrea Alvarez, es una artista argentina...que dice que pensando en "hacerse" las tetas, pues se "hizo" el pelo y se lo "agrandó"
Vieras qué simpática....

 
At sáb. jul. 29, 11:29:00 a. m. 2006, Blogger Mar said...

Me gustó mucho la entrevista, me parece muy auténtica y loca...y definitivamente eso es bueno. En una parte reflexiona sobre su cuerpo: "...Me veía fea en una época donde, en realidad, estaba linda pero no lo disfruté. Obviamente que me jode la metralleta del comercio con el cuerpo femenino..."
Me encantaría oír un poco de su música.

 

Publicar un comentario

<< Home